Empresas automotrices logran prórroga para cumplir nuevas reglas del T-MEC

Las empresas automotrices lograron obtener un periodo de prórroga para cumplir con las nuevas reglas de origen del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, informó este lunes que los gobiernos de los tres países se encuentran en el proceso de definir trilateralmente las instrucciones y demás reglas de operación para que la industria automotriz en América del Norte pueda cumplir con las nuevas reglas de origen una vez que el T-MEC entre en vigor.

“También estamos trabajando en el diseño de los regímenes alternativos de transición (RAT), que les permitirán a las armadoras de autos acceder a plazos más largos para cumplir con el nuevo régimen de origen”, dijo la funcionaria. Con estos RAT, las empresas interesadas pueden acceder a periodos más largos para el cumplimiento de los nuevos valores de contenido regional.

“De esta forma, buscamos atender la petición de la industria de contar con un periodo de transición que les facilite cumplir con el nuevo régimen de origen del T-MEC para el sector automotor”, añadió. Para la aplicación de reglas de origen, el T-MEC prevé el desarrollo de reglamentaciones uniformes (RU). Estas RU sirven al exportador porque le dan certeza sobre cómo cumplir con las mismas.

En la producción de autos, el T-MEC incrementa el valor de contenido regional (VCR) de 62.5 a 75%, con una nueva metodología. Asimismo, establece un valor de contenido laboral (VCL) de 40 por ciento. Es decir, 40% del valor del vehículo deberá producirse utilizando salarios de al menos 16 dólares estadounidenses por hora.

De la Mora aclaró que se trata de prórrogas y no son reglas de origen diferentes o nuevas; sólo detallan metodologías y fórmulas para cumplir con lo establecido en el tratado.

Las RU brindarán detalles y ofrecerán metodologías necesarias para implementar cada uno de los requisitos de las nuevas reglas de origen incluyendo fórmulas y ejemplos diversos.

Funcionarios de la Secretaría de Economía han tenido reuniones permanentes con la industria nacional, a través del Cuarto de Junto y con cámaras y asociaciones empresariales, para actualizar las RU del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hacia el T-MEC.

“Específicamente para las RU del sector automotriz hemos realizado más de 60 reuniones con asociaciones de armadoras y empresas de autopartes donde hemos compartido documentos de trabajo, propuestas de lineamientos y guías de operación para definir las RU automotrices”, dijo De la Mora.

Las reglas de origen se refieren al criterio pactado en un tratado para definir cuándo un bien es considerado originario (por su nivel de contenido regional) para gozar de las preferencias arancelarias.

Previamente, los tres países acordaron establecer un periodo de ajuste de tres años a las empresas automotrices para adaptarse a los cambios de las reglas de origen del T-MEC. Este plazo contará para pasar de 62.5 a 75% de contenido regional, lo mismo que para cumplir con el componente laboral en la regla de origen.

Las modificaciones se llevarán a cabo en cuatro etapas, a la entrada en vigor del acuerdo y en cada uno de los siguientes tres años.

En Estados Unidos, en una declaración conjunta, American Automotive Policy Council, American International Automobile Dealers Association, National Automobile Dealers Association, Motor & Equipment Manufacturers Association y Here for America habían solicitado que la vigencia de las reglas automotrices se dé “después de que se proporcione un periodo de ajuste adecuado”.

Igualmente, las principales asociaciones ligadas al sector automotriz de México pidieron una prórroga.

Autos: cambio estructural

El T-MEC otorga libre comercio para autos que cumplan la siguiente regla de origen:

• Se incrementa el valor de contenido regional de 62.5 a 75%, con una nueva metodología, en un periodo de tres años a partir de la vigencia del T-MEC.

• Se establece un valor de contenido laboral; pasa inicialmente de 30% y llega a 40% en un periodo también de tres años. Es decir, 40% del valor del vehículo deberá producirse utilizando salarios, de al menos 16 dólares estadounidenses por hora.

• Desde la entrada en vigor del T-MEC, 70% del acero y el aluminio deberán ser de la región de América del Norte.

• Algunos plazos (o todos) podrían modificarse con la prórroga que negocian México, Estados Unidos y Canadá.

Fuente: El economista

Noticias