El gobierno de Puebla no permitirá la reapertura de la industria automotriz

Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, publicó un decreto que establece que no hay condiciones para reabrir la industria automotriz el próximo 15 de junio, como estaba previsto. En el estado se encuentran las operaciones de las fabricantes Audi y Volkswagen.

«Hoy he firmado un decreto en el que se determina que no hay condiciones para el regreso de las actividades de las industrias automotriz y la construcción, a fin de mantener el confinamiento y medidas para evitar más contagios de #COVID19», dijo el gobernador Miguel Barbosa en la cuenta de Twitter de la administración local.

El primero de junio, 47 fabricantes de autopartes nivel 1, de las 120 que se encuentran en el estado, reiniciaron actividades luego de que llegaron a un acuerdo con el gobierno estatal. También se pactó que a partir del 15 de junio el resto de estas empresas retomarían la producción. Ahora, el plan cambia.

Este es el segundo decreto emitido por Barbosa, para aplazar el reinicio de actividades del sector automotriz, además del de la construcción, en la entidad. El primero se publicó el 22 de mayo con el objetivo de frenar la reapertura de las plantas de Volkswagen, Audi y de una centena de fabricantes de autopartes proyectada para el 1 de junio, una vez que estas industrias son consideradas como actividades esenciales.

Tras este primer decreto, Volkswagen y Audi habían pospuesto la reapertura de sus plantas para el 15 de junio con el 30% de su plantilla. Volkswagen emplea en la planta de Puebla a 12,000 trabajadores, mientras que Audi genera en la planta de San José Chiapa 5,000 empleos directos.

En Puebla se encuentran las armadoras Volkswagen y Audi, así como los fabricantes de partes Rassini, Thyssenkrupp, Benteler y Kiekert, entre otras, que proveen a América del Norte de suministros.

Fuente: CNN Expansión

Noticias